lunes, 18 de febrero de 2019

Síntomas y remedios para el prolapso pélvico


Se llama prolapso pélvico al desprendimiento de los órganos de la zona pélvica, y afecta principalmente a mujeres entre 60 y 70 años, aunque más del 50% de las mujeres que han pasado por algún tipo de parto natural durante su vida lo padecen o lo han sufrido en algún momento. En esta oportunidad, nos dedicaremos a revisar cuáles son los síntomas de esta enfermedad tan molesta y, sobre todo, qué formas de tratamiento existen para ella.

Esta enfermedad, que como bien dijimos afecta o afectó en algún momento a más del 50% de las mujeres que han tenido algún parto natural, suele mostrar algunos síntomas que evidencian su aparición. Con las membresías de Vrim estar muy atentos ante cualquiera de ellos y consultar a un especialista de inmediato una vez nos hayamos encontrado con alguno.

  • Sensación de tener bultos en la zona de la pelvis
  • Dolores y molestias al orinar
  • Alteraciones en la vejiga
  • Limitaciones a la hora de mantener relaciones sexuales

Tratamientos para el prolapso pélvico


Una vez que ya hemos revisado los síntomas que nos pueden indicar la aparición de un prolapso pélvico, llega el momento de pasar a los tratamientos que hoy en día existen para manejar esta dolencia. Existen dos remedios seguros de gastos médicos mayores para esta molesta enfermedad, toma nota.

Ejercicio.

Cuando hablamos de prolapsos pélvicos de tipo leve, el ejercicio puede ser una buena opción para tratarlo y poner los órganos levemente desplazados en su lugar. Se deben realizar ejercicios específicos y evitar levantar grandes cantidades de peso, además de estar mucho tiempo de pie que también resulta perjudicial para pacientes con prolapso.

Cirugía reconstructiva.

En muchos casos, a pesar de los enormes esfuerzos que las pacientes realizan para devolver todo a su lugar y curar su prolapso, esto no resulta efectivo. La cirugía reconstructiva puede curar por completo esta dolencia, volviendo a acomodar aquellos órganos que se han desplazado y devolviéndole a la zona pélvica de la mujer su funcionamiento óptimo. En estos casos, se suele hacer uso de mallas transvaginales que tienen una efectividad superior al 80% y suelen dejar a las pacientes muy contentas con el resultado.

El prolapso pélvico es, sin duda, una de las dolencias más molestas que puede atravesar una persona. Esperamos que este articulo les haya resultado útil, y no duden en seguir transitando nuestro blog para saber más sobre la salud y sobre cómo cuidar su cuerpo.