domingo, 24 de febrero de 2019

Una manzana al día mantiene al doctor alejado


Las manzanas son famosas por cambiar el mundo. Ayudaron al estudio de la gravedad e innovaron el mercado de la tecnología en su momento. Ahora es el turno de ver como las manzanas pueden mejorar nuestra alimentación y por consiguiente, nuestra salud.

¿Por qué manzanas?


Es una de las frutas más completas, por no decir que la mayor, y esto se debe al gran número de propiedades que posee. Encontramos en ella una gran cantidad de nutrientes, vitaminas, (A, C, E y K), minerales como el hierro, potasio, calcio, magnesio y azucares.

Además tiene propiedades antioxidantes, reduce el colesterol y es rica en fibra.

Ya entendí, cuéntame más


En términos generales, no solo aporta una dosis necesaria de energía y vitaminas. También nos ayuda a combatir muchas enfermedades relacionadas con la nutrición.

Según investigaciones de Farmacias del Ahorro, una manzana ayuda a controlar el ácido úrico, evitando que se acumulen cristales en las articulaciones, de modo que podemos prevenir enfermedades como la artritis.

También puede prevenir, o reducir el riesgo a sufrir enfermedades cardíacas. Pero eso no es todo, este fruto mágico también posee propiedades anticancerígenas contra diversos tipos de cancer.

Como si fuera poco, ingerir esta fruta igualmente nos ayuda a depurar el higado y la sangre, de modo que puedes aliviar parte de la comida chatarra que has degustado.

Soy alguien que sufre de insomnio, y mi rutina diaria hace que eso se vuelva una pesadilla. Si no tienes té o leche caliente dejame decirte que la manzana también es capaz de combatir el insomnio gracias a sus propiedades sedantes, si este es tu caso, coma una antes de dormir.

Me convenciste


¡Espera! No he terminado aún. Las manzanas tienen un contenido calórico bajo, no más de 100 gramos, es decir, tienes todo un mundo de beneficios sin riesgo a romper la dieta.

Lo ideal es comer esta fruta entre comidas, puede ser durante el desayuno o después de almorzar, porque además nos ayuda con la digestión y a mantener el peso, pues favorecen el tránsito intestinal. Además, evitan el estreñimiento. Sin embargo, si lo que deseas es perder peso, coma una manzana al día durante ayuna.

Una vida saludable está acompañada del ejercicio, ya sea en pequeña o gran medida, y la manzana será tu mejor aliada para estas actividades. Debido a sus nutrientes, una manzana antes de entrenar o hacer ejercicio nos dará todos los complementos para satisfacer el desgaste que tendremos.

Como dije al inicio, la manzana posee magnesio, y el magnesio ayuda a mover el azúcar en la sangre de los músculos y a eliminar el ácido láctico, que puede acumularse en los músculos durante el ejercicio y causar dolor.

Pero ¿por qué una?


La verdad no hay un límite especifico. Puedes consumir dos o tres al día si lo deseas. Lo que quiero que entiendas es que una manzana al día es suficiente para (por lo menos empezar) una buena rutina alimenticia. ¿Ya comiste tu manzana?