domingo, 7 de julio de 2019

Medir la fragilidad del anciano


En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 25 de Febrero de 2008, miembros del Grupo de Investigación para el Estudio de las Fracturas Osteoporóticas (The Study of Ospeoporotic Fractures Research Group) se proponen averiguar si el índice CHS (siglas de Cardiovascular Health Study) utilizado hasta ahora para definir el síndrome de la fragilidad en el anciano, que consta de 5 componentes, dado que es poco práctico para su aplicación en la clínica, podría ser sustituido, con el mismo valor predictivo, por un índice más simple.

¿Qué es el CHS?


El índice CHS diagnostica la fragilidad del anciano, y predice sus negativas consecuencias, ante la presencia de 3 de los 5 siguientes componentes: pérdida de peso no intencionada, paso lento, agotamiento, escasa energía y debilidad.

El grupo investigador ha llevado a cabo un estudio prospectivo en una población de 6.701 mujeres de 65 años o más. El objetivo ha sido comparar, en esta población de ancianas, el índice CHS, compuesto por 5 componentes, con un índice más simple identificado con las siglas SOF (por Study of Osteoporotic Fractures), en el que se manejan tan solo 3 componentes:

  1. Pérdida de peso de un 5% o más, sea intencionada o no.
  2. Capacidad para levantarse de una silla 5 veces sin utilizar los brazos.
  3. Reducido nivel de energía, identificado sencillamente por la respuesta no a la pregunta “¿Se encuentra lleno de energía?

Las mujeres ancianas que no presentaron ninguno de estos 3 componentes del índice SOF se calificaron de “robustas”, las que tenían 1 componente se calificaron como “pre-frágiles”, y las que tenían los 3 componentes como “frágiles”.

En un seguimiento de 9 años, las caídas fueron comunicadas cada 4 meses en 1 año. La incapacidad (definida como 1 o más “handicaps” en la realización de actividades instrumentales necesarias parar un vivir cotidiano independiente) fue valorada a los 4 años y medio del seguimiento, y las fracturas y la muerte a los 9 años del seguimiento.

Los resultados fueron los siguientes: la definición de fragilidad en los ancianos, realizada con el índice SOF (que solo consta de 3 componentes) tiene similar valor predictivo de un incremento del riesgo de consecuencias adversas como caídas, fracturas, incapacidad y muerte, que el índice CHS, que consta de 5 componentes, menos práctico de aplicar.

La conclusión es la siguiente: el índice SOF para definir la fragilidad en el anciano, un índice más simple, ya que sólo consta de 3 componentes, predice el riesgo de caídas, incapacidades, fracturas y muerte con la misma eficacia que el índice CHS, más complejo y menos práctico, que consta de 5 componentes.

sábado, 6 de julio de 2019

Calma al natural


Desde siempre, el ser humano ha tratado de combatir la ansiedad con hierbas que tiene a su alcance. Hoy en día, las infusiones, tinturas y baños siguen vigentes. En este artículo encontrarás los beneficios de: La lechuga, La valeriana, La manzanilla, El toronjil, La pasiflora y muchos otros, a continuación se presentan algunos de los medicamentos más comunes para el reflujo como el Omeprazol, así como la forma en que pueden ser utilizados.

Lechuga

Considerado uno de los mejores tranquilizantes, se dice que disminuye el riesgo de padecer cáncer, previene cardiopatías, apoplejía y cataratas; contribuye a prevenir la espina bífida y la anemia, además de mejorar la digestión, la salud del hígado y aliviar el insomnio.

Contiene carotenos (vitamina A), folatos, hierro, potasio, vitamina C y vitamina E. Su uso data de la época de los romanos, quienes utilizaban el látex blanco que se desprende de la base cortada de la lechuga para calmar los nervios y favorece el sueño.

Forma de utilizarse

Formar un palito con todas las hojas de lechuga e introducirlo en la tina de baño, es un remedio muy socorrido para los bebés, fin de tranquilizarlos e inducirles el sueño.

Valeriana

Ayuda a quitar el insomnio y calmar los nervios, alivia los cólicos menstruales y los espasmos musculares. Se caracteriza por su olor fétido, y por no provocar las torpes reacciones del "día siguiente" ocasionadas por los sedantes normales. Sus raíces se pueden encontrar en forma de té, tintura, cápsulas y extractos.

Forma de utilizarse

Cuando se usa una tintura o extracto, la porción diaria normal es de una cucharadita. Tomada en infusión bastará con una taza. Debe tenerse cuidado, pues las dosis fuertes de esta planta ocasionan dolor de cabeza y aturdimiento.

Manzanilla

Se dice que reduce la inflamación, mitiga las irritaciones de la piel y el salpullido causado por los pañales. Reduce también el dolor de muelas y el provocado por la dentición. Alivia las molestias en los oídos, combate la indigestión, los cólicos y disminuye los síntomas del resfriado. Se considera como un agente de uso interno y externo, su poder terapéutico radica en una mezcla compleja de sustancias presentes en las cabezuelas (flores).

Forma de utilizarse

Si se ingiere como tintura se deben tomar entre 10 y 20 gotas mezcladas con agua, tres o cuatro veces al día. Si es en infusión: una taza diaria bastará incluso para lograr beneficios saludables a largo plazo.

Toronjil

Calma los nervios, las heridas leves, alivia la indigestión, mitiga los cólicos de la menstruación, trata las molestias del resfriado y ayuda a conciliar el sueño. Es una hierba con olor a limón. Se creía que alegraba la mente y el corazón y lo recomendaban para superar la melancolía. Hoy en día investigaciones realizadas en Alemania han demostrado que sus hojas contienen compuestos con efectos sedantes.

Forma de utilizarse

En forma de té, hecho con dos cucharaditas de hojas frescas maceradas y una taza de agua hirviendo. Si se toma en tintura se debe usar una cucharadita o menos según sea necesario. Las hojas de toronjil pueden emplearse como un agregado aromático y calmante en almohadas o baños de hierbas.

Pasiflora

Útil para aliviar la tensión y el insomnio. Contiene sustancias que potencialmente son tranquilizantes (maltol, etil-maltol y flavonoides) así como elementos que resultan estimulantes en potencia (químicos de harmalina).

Forma de utilizarse

En infusión: Usar una cucharadita de hojas secas por cada taza de agua hirviendo, beber 1 taza antes de dormir. Si se ingiere en tintura, usar 1/4 a una cucharadita hasta tres veces al día.

Otros

Gotu kola

Poco conocida fuera de China, India y la zona del Pacífico Sur. Se encuentra en cápsulas elaboradas con polvo y pueden ingerirse de dos a cuatro al día.

Hierba de San Juan

Antidepresivo natural, una o dos cucharaditas de hierba seca para cada taza de agua hirviendo, dejarla reposar durante 10 ó 15 minutos. Pueden tomarse hasta tres tazas diarias.