Internet de las cosas

El Internet de los objetos (IoT) es un término utilizado para referirse a una red de artículos físicos que se conectan e intercambian datos con otros sistemas y dispositivos a través de Internet. Estos artilugios incluyen desde artículos domésticos básicos hasta máquinas industriales altamente desarrolladas. Los especialistas en IoT calculan que ya hay más de 10,000 millones de dispositivos conectados, y esa cifra aumentará a 22,000 millones en 2025. 


¿Por qué es crucial el Internet de las cosas?

La IoT ha surgido recientemente como una de las tecnologías más importantes del siglo XXI. La comunicación continua entre las personas, los procesos y las cosas es ahora posible gracias a la conexión a Internet a través de dispositivos integrados, elementos tan comunes como electrodomésticos, automóviles, termostatos, etc.

Los ordenadores de bajo costo, la nube, los macrodatos, la analítica y las tecnologías móviles permiten que los objetos físicos intercambien y recojan datos con poca ayuda de los humanos. Los sistemas digitales pueden registrar, vigilar y modificar todas las interacciones entre los objetos vinculados en el entorno altamente conectado de hoy. Para mayor información, visita el sitio de Totalplay y conoce cómo los mundos físico y digital están conectados y trabajan juntos entre sí.

¿Qué avances tecnológicos han hecho posible la IoT?

Aunque el concepto de IoT existe desde hace tiempo, acaba de hacerse realidad gracias a una serie de avances tecnológicos recientes.

Acceso a tecnologías de sensores asequibles y de bajo consumo. Un mayor número de fabricantes puede ahora utilizar la tecnología IoT gracias a sensores de precio razonable y de confianza.

Conectividad. Ahora es más sencillo enlazar los sensores con la nube y otros dispositivos para una transferencia de datos eficaz gracias a la abundancia de protocolos de red para Internet.

Infraestructuras de computación en la nube. Las plataformas en la nube están cada vez más disponibles, lo que permite a las empresas y a los consumidores obtener la infraestructura que necesitan para expandirse sin tener que ocuparse de todo.

Analítica mediante el aprendizaje automático. Las empresas pueden adquirir información con mayor rapidez y facilidad gracias a las mejoras en el aprendizaje automático y la analítica, junto con el acceso a vastos y variados volúmenes de datos almacenados en la nube. 

Inteligencia artificial con voz. El procesamiento del lenguaje natural (PNL) se ha puesto a disposición de los dispositivos del IoT, incluidos los asistentes digitales personales haciéndolos más atractivos, accesibles y prácticos para su uso en el hogar.